Último número

Volumen 69 (08)
Ver número actual
Ver todos

Números anteriores

Vol. 69 (07)
Vol. 69 (06)
Vol. 69 (05)
Vol. 69 (04)

Otros números

Suplementos Congresos English Versions

Sobre la Revista

Comité Científico Viguera Editores Proceso de revisión Sociedades oficiales e indexación

Información para autores

Enviar manuscrito Normas de publicación Consultar estado de artículo

Información para revisores

Recomendaciones para revisor
Factor Impacto 20180,485

Porcentaje de aceptación en 2018: 36%

En 2018 el 50% de artículos recibieron respuesta definitiva en <=10 días

Media de tiempo a respuesta definitiva en 2018: 32 días

Web Médica Acreditada. Ver más información

Revista de Neurología (24 números al año) fomenta y difunde el conocimiento generado en lengua española sobre neurociencia, tanto clínica como experimental.

Másteres online

Master in Neuroimmunology

Máster en Neurociencia Experimental y Clínica

Máster en Neurología Tropical y Enfermedades Infecciosas

Máster en Epilepsia

Máster en Trastornos del Espectro Autista

Máster en Trastornos del Movimiento

Máster en Psicobiología y Neurociencia Cognitiva

Máster en Sueño: Fisiología y Medicina

Máster en Neuropsicología de las Altas Capacidades Intelectuales

Universidades

iNeurocampus Formación online

Listado de Másteres impartidos por Viguera Editores S.L.U. a través del portal www.ineurocampus.com en colaboración con distintas universidades del país

Noticias del día

Una nueva pierna prostética puede sentir la presión y el tacto Fecha 18/10/2019 ● Lecturas 14
Ver todas las noticias

 

Cambios en la capa retiniana de pacientes con enfermedad de Alzheimer leve Fecha 18/10/2019 ● Lecturas 18

Entrevistas

Entrevista con el profesor Luis de Lecea con ocasión de la reunión de la Asociación Española de Narcolepsia para pacientes y médicos (Día Europeo de la Narcolepsia. Madrid, 2019)

12/03/2019 ● Lecturas 7.817
Ver todas las entrevistas

Listado de noticias de interés relacionadas con las neurociencias

Octubre 20 2019

47th Annual Meeting of the International Society for Pediatric Neurosurgery

Birmingham, Reino Unido

Octubre 21 2019

15th meeting of the WFTIN 2019 - World Federation of Interventional and Therapeutic Neuroradiology

Nápoles, Italia

Octubre 23 2019

4th SFCNS Congress

Lausanne, Switzerland

Octubre 24 2019

VI Congreso de la Sociedad Española de Epilepsia

Málaga, España

Octubre 24 2019

Simposio Colombiano de Esclerosis Múltiple

Cali, Colombia

Octubre 24 2019

XIV Congreso Nacional de la Sociedad Española de Base de Cráneo SEBAC

Alicante, España

Ver Agenda

Listado de eventos del sector y fechas de interés relacionadas con los Másteres de www.ineurocampus.com

Listado de palabras clave de la página web. Pulse en una categoría para acceder a la búsqueda de todo el contenido web (artículos, noticias, autores, entrevistas etc.) relacionado con dicha categoría

Sobre Revista de Neurología

Información Comité Científico Proceso de revisión Sociedades e indexación Contacto

¿Cómo publicar con nosotros?

Enviar manuscrito Normas para autores Información para revisores

Sobre Viguera Editores

Información

Sobre iNeurocampus

Información

Redes sociales

Facebook Twitter
Web Médica Acreditada. Ver más información

Neurologia.com es una comunidad de conocimiento alrededor de la neurología en habla hispana, compuesta por millones de profesionales, desde estudiantes a instituciones médicas o académicas. Esta comunidad se dota de diferentes herramientas de interrelación y difusión del conocimiento en neurociencia

Infarto medular y de cuerpos vertebrales cervicales tras consumo de sildenafilo

F. Acebrón, P. Martínez-Ulloa, A. de Felipe, A. Alonso-Cánovas, J. Masjuán   Revista 66(06)Fecha de publicación 16/03/2018 ● CorrespondenciaLecturas 5883 ● Descargas 599 Castellano English
Descarga PDF
ESP
Añadir cita a su
biblioteca

Compartir este artículo en redes sociales:

Buscar en PubMed

Por autor

Acebron F Martinez-Ulloa P de Felipe A Alonso-Canovas A Masjuan J

Por palabra clave

Ver en PubMed

Este artículo Artículos relacionados

Vea nuestros másteres

Abierta la Preinscripción

Máster en Neurociencia Experimental y Clínica

5ª Edición

Abierta la Matrícula

Máster en Trastornos del Espectro Autista

9ª Edición


[REV NEUROL 2018;66:210-211] PMID: 29537061 DOI: https://doi.org/10.33588/rn.6606.2017391




La isquemia medular representa menos del 1% de todos los casos de ictus, debido a la rica y extensa vascularización colateral segmentaria [1,2]. La irrigación de la médula cervical consta de tres troncos arteriales que recorren longitudinalmente la médula: la arteria espinal anterior, situada en el surco anterior, y que suple los dos tercios anteriores de la médula, y dos arterias espinales posteriores, que alimentan el tercio posterior. A partir de la arteria espinal anterior aparecen las arterias sulcales o centrales, que entran en la médula a través de la fisura anterior. La vascularización de los cuerpos vertebrales cervicales depende de las arterias vertebrales, la arteria cervical ascendente y la cervical profunda [1,2].

La etiología de la isquemia medular cervical es heterogénea, incluyendo disecciones de arterias vertebrales espontáneas o traumáticas, arterioesclerosis, embolismos cardíacos, hipotensión o fallo cardíaco y, más raramente, vasculitis [1,3]. Varios artículos han comunicado la relación entre ataques isquémicos transitorios, ictus isquémicos y hemorrágicos tras el consumo de sildenafilo, considerando la isquemia cerebral como un efecto secundario grave y raro [4]. Sin embargo, son escasos los casos publicados en relación con el uso de sildenafilo y la isquemia medular cervical [5]. A continuación se presenta el caso de un paciente con isquemia medular y vertebral que afecta a la arteria espinal anterior, relacionada con el consumo de sildenafilo en dosis elevadas.

Varón de 56 años, sin antecedentes personales de interés, que ingresó en nuestro centro de ictus tras traslado secundario desde su hospital de zona por pérdida de fuerza en las cuatro extremidades junto con dolor cervical de aparición brusca a las 5:30 h de la madrugada. Refería toma de 100 mg de sildenafilo sin prescripción médica la noche previa a las 23:00 h, y se acostó asintomático. En la valoración en su hospital de zona presentó hemiparesia derecha y dificultad respiratoria, junto con episodio de bradicardia extrema y asistolia de segundos de duración, que se recuperó con maniobras básicas de reanimación cardiopulmonar. Fue trasladado a nuestro centro una vez estabilizado, como código ictus por sospecha de isquemia cerebral aguda. En la exploración física al ingreso, el paciente se encontró consciente, con una bradicardia de 56 latidos/min, con anisocoria (miosis reactiva de ojo izquierdo), sin ptosis palpebral, y tetraparesia flácida con mayor afectación de los miembros superiores (2/5), sensibilidad conservada y arreflexia generalizada. La tomografía axial computarizada craneal con angiotomografía no demostró alteraciones. Se realizó resonancia magnética medular en las primeras 24 horas desde su llegada, y se evidenció un infarto centromedular (Fig. 1) en los segmentos C2-C4, con infarto óseo asociado en los cuerpos vertebrales C4 y C5. La telemetría de 48 horas de duración no demostró arritmias, y mantuvo una frecuencia cardíaca normal. Un ecocardiograma transtorácico no mostró alteraciones. Se completó el estudio con una arteriografía medular que demostró una arteria espinal anterior con origen en la arteria vertebral derecha, con disminución progresiva de su calibre en C3-C4, que se replecionaba de forma retrógrada, compatible con vasoconstricción no revertida u oclusión recanalizada (Fig. 2).

 

Figura 1. Resonancia magnética medular, secuencia T2 sagital: infarto centromedular entre los segmentos C2 y C4 e infarto óseo asociado en los cuerpos vertebrales C4 y C5.






 

Figura 2. Arteriografía: afilamiento de arteria espinal en C3-C4 (flecha), que se repleciona de forma retrógrada.






 

En el estudio complementario, la serología microbiológica (sífilis, virus hepatotropos, virus de la inmunodeficiencia humana, virus neurotropos en el líquido cefalorraquídeo y enfermedad de Lyme) fue negativa. Se descartó estado de hipercoagulabilidad. El estudio de autoinmunidad no mostró datos de patología subyacente relevante. Durante el ingreso se inició tratamiento antitrombótico con ácido acetilsalicílico en dosis de 100 mg/día y anticoagulación con heparina de bajo peso molecular en dosis profilácticas para trombosis venosa profunda. El paciente, en su evolución, presentó mejoría de los déficits motores, aunque con complicaciones infecciosas pulmonares y urinarias, que se trataron satisfactoriamente. En el momento del alta, tras 23 días de ingreso, presentaba tetraparesia espástica de predominio proximal, con mayor déficit en los miembros superiores, hiperreflexia generalizada e hipoestesia térmica hasta D4 con hipoestesia álgica hasta C4, sin otras alteraciones, y una escala Rankin modificada de 4; el cuadro clínico era compatible con un síndrome centromedular por afectación de la arteria espinal anterior. El paciente fue trasladado a un centro de daño medular. Al año del infarto medular presentaba una paresia proximal de los miembros superiores y había recuperado el resto de déficits neurológicos.

A diferencia de la isquemia cerebral, los síntomas del infarto medular cervical se establecen usualmente a los 30-45 minutos, aunque algunos estudios han demostrado una media de hasta 7-8 horas hasta la estabilización de los déficits [1,6]. Según las diferentes series, la arteria afectada en la mayoría de casos es la arteria espinal anterior, que genera un síndrome centromedular [1,7,8]. Este síndrome se caracteriza por paresia flácida a nivel de la lesión y tetra o paraparesia espástica por debajo de ésta, con piramidalismo y alteraciones sensitivas, asociando en ocasiones disfunciones vegetativas y síndrome de Horner [1]. La mejor prueba de imagen es la resonancia magnética con secuencias de difusión y ponderadas en T2, que muestran lesiones hiperintensas en la zona isquémica. Para el estudio de la vascularización, la prueba de referencia sigue siendo la arteriografía. Deben descartarse causas inflamatorias, como un síndrome neurológico aislado medular, con estudio del líquido cefalorraquídeo, aunque la imagen radiológica puede ayudar a distinguirlo [9,10].

El sildenafilo es uno de los fármacos más frecuentemente indicados para la disfunción eréctil masculina. Es un potente inhibidor selectivo de la fosfodiesterasa de tipo 5, incrementando el monofosfato de guanosina cíclico y el óxido nitroso en el músculo liso de los cuerpos cavernosos, y generando vasodilatación en éstos, pe­ro también en otros territorios arteriales. La duración de su efecto es de unas cuatro horas [4]. Sus efectos adversos frecuentemente son secundarios a la vasodilatación, como cefalea, enrojecimiento facial, congestión nasal o alteraciones visuales [4]. Se ha relacionado además con isquemia cerebral, ataque isquémico transitorio y amnesia global transitoria [4,5,11].

La causa por la que genera eventos isquémicos en el sistema nervioso central aún se desconoce, y existen varios factores posiblemente causantes. Uno de ellos es la hipotensión que se genera, produciendo un bajo gasto cardíaco. El sildenafilo produce habitualmente un descenso transitorio de la tensión arterial sistólica de 10 mmHg y de la diastólica de 6 mmHg, que retorna a su nivel basal en unas cuatro horas [4,5]. Este hecho en nuestro caso podría haber condicionado una lesión isquémica en el territorio frontera medular, correspondiente a C3-C6. La afectación vertebral podría explicarse también por un mecanismo de hipoperfusión inducida por efecto farmacológico [12]. Por otro la­do, existen pruebas de que el sildenafilo produce una activación del sistema nervioso simpático, aumentando la adrenalina circulante [13], aunque en varios estudios no se ha correlacionado este hecho con un incremento de la frecuencia cardíaca [14]. Esta activación del sistema nervioso simpático se ha demostrado que puede generar arritmias, como fibrilación auricular paroxística, y producir a su vez embolismos cardíacos [4,15,16].

Aunque por su mecanismo de acción tradicionalmente se ha considerado como un agente con propiedades antitrombóticas, existen datos basados en modelos animales y estudios in vitro que avalan la capacidad del sildenafilo de generar agregación plaquetaria mediante un mecanismo bifásico que, por un lado, estimularía la interacción entre plaquetas, y por otro, limitaría el tamaño del trombo generado [17].

El caso presentado es relevante por varias razones: el consumo de sildenafilo en un paciente previamente sano podría ser la causa de las alteraciones cardiovasculares que llegan a producir una asistolia [18]. En este sentido, no se documentó en las pruebas de imagen afectación isquémica bulbar, que podría explicar también estas alteraciones, y además la arteria afectada era la espinal anterior, y no el sistema vertebrobasilar. Por otro lado, se considera el consumo del fármaco como la causa más probable del síndrome centromedular y la isquemia en los cuerpos vertebrales cervicales. No se observaron signos radiológicos sugestivos de disección arterial, describiendo en la arteriografía una vasoconstricción no revertida o un trombo recanalizado, y no se pudo identificar la causa exacta al no disponer de arteriografía posterior.

En conclusión, debe considerarse la isquemia medular, al igual que la cerebral, como un efecto secundario raro y grave, cuya etiología no se conoce por completo; posiblemente es multifactorial, puesto que son muchos los factores potencialmente causantes de isquemia.

 

Bibliografía



 1.   Weidauer S, Nichtweiss M, Hattingen E, Berkefeld J. Spinal cord ischemia: aetiology, clinical syndromes and imaging features. Neuroradiology 2015; 57: 241-57.

 2.   Maestre-Moreno JF. Patología vascular medular. Revista del Grupo de Estudio de Enfermedades Cerebrovasculares de la Sociedad Española de Neurología 2010; 7: 31-5.

 3.   Dersch R, Anastasopoulos C, Hader C, Stich O. Vertebral artery dissection associated with sildenafil abuse. J Clin Neurosci 2013; 20: 742.

 4.   Stefanovic-Budimkic M, Jovanovic DR, Beslac-Bumbaširevic L, Ercegovac MD. Recurrent ischemic stroke associated with sildenafil and tadalafil use in a young adult. Clin Neurol Neurosurg 2012; 114: 405-7.

 5.   Walden JE, Castillo M. Sildenafil-induced cervical spinal cord infarction. AJNR Am J Neuroradiol 2012; 33: E32-33.

 6.   Nedeltchev K, Loher TJ, Stepper F, Arnold M, Schroth G, Mattle HP, et al. Long-term outcome of acute spinal cord ischemia syndrome. Stroke 2004; 35: 560-5.

 7.   Cheng MY, Lyu RK, Chang YJ, Chen RS, Huang CC, Wu T, et al. Spinal cord infarction in Chinese patients. Clinical features, risk factors, imaging and prognosis. Cerebrovasc Dis 2008; 26: 502-8.

 8.   Kumral E, Polat F, Güllüoglu H, Uzunköprü C, Tuncel R, Alpaydin S. Spinal ischaemic stroke: clinical and radiological findings and short-term outcome. Eur J Neurol 2011; 18: 232-9.

 9.   Goh C, Desmond PM, Phal PM. MRI in transverse myelitis. J Magn Reson Imaging 2014; 40: 1267-79.

 10. Schmalstieg WF, Weinshenker BG. Approach to acute or subacute myelopathy. Neurology 2010; 75 (Suppl 1): S2-8.

 11. Egan RA, Pomeranz H. Transient ischemic attack an stroke associated with sildenafil (Viagra) use. Neurology 2002; 59: 293.

 12. Yuh WT, Marsh EE 3rd, Wang AK, Russell JW, Chiang F, Koci TM, et al. MR imaging of spinal cord and vertebral body infarction. AJNR Am J Neuroradiol 1992; 13: 145-54.

 13. Phillips BG, Kato M, Pesek CA, Winnicki M, Narkiewicz K, Davison D, et al. Sympathetic activation by sildenafil. Circulation 2000; 102: 3068-73.

 14. Kontaras K, Varnavas V, Kyriakides ZS. Does sildenafil cause myocardial infarction or sudden cardiac death? Am J Cardiovasc Drugs 2008; 8: 1-7.

 15. Vidale S, Di Palma F, Rezzonico M, Sampietro A, Arnaboldi M. Ischemic stroke as unusual complication of sildenafil use. Int J Stroke 2015; 10: E38.

 16. Kim KK, Kim DG, Ku YH, Lee YJ, Kim WC, Kim OJ, et al. Bilateral cerebral hemispheric infarction associated with sildenafil citrate (Viagra) use. Eur J Neurol 2008; 15: 306-8.

 17. Li Z, Xi X, Gu M, Feil R, Ye RD, Eigenthaler M, et al. A stimulatory role for cGMP-dependent protein kinase in platelet activation. Cell 2003; 112: 77-86.

 18. Rasmussen JG, Toft E, Frøbert O. Ventricular tachycardia after administration of sildenafil citrate: a case report. J Med Case Rep 2007; 1: 65.

 

© 2018 Revista de Neurología

Buscar en PubMed

Por autor

Acebron F Martinez-Ulloa P de Felipe A Alonso-Canovas A Masjuan J

Por palabra clave

Ver en PubMed

Este artículo Artículos relacionados

Le puede interesar
Artículo en Castellano
Artículo con autoevaluación Trastorno por déficit de atención/hiperactividad: validación de la escala EDAH en población canaria de educación primar... C.R. Sánchez, C. Ramos, M. Simón Fecha de publicación 01/01/2012 ● Descargas 1765
Artículo en Castellano
Potenciales relacionados con eventos y diagnóstico de las alteraciones de memoria verbal a corto plazo en la enfermedad cer... E. Alonso-Prieto, E. Palmero-Soler, C. Trujillo-Matienzo, E. Cuspineda-Bravo, I. Suárez-Luis Fecha de publicación 16/09/2004 ● Descargas 880

Buscar en PubMed

Por autor

Acebron F Martinez-Ulloa P de Felipe A Alonso-Canovas A Masjuan J

Por palabra clave

Ver en PubMed

Este artículo Artículos relacionados