Último número

Volumen 70 (11)
Ver número actual
Ver todos

Números anteriores

Vol. 70 (10)
Vol. 70 (09)
Vol. 70 (08)
Vol. 70 (07)

Otros números

Suplementos Congresos English Versions

Sobre la Revista

Comité Científico Viguera Editores Proceso de revisión Sociedades oficiales e indexación

Información para autores

Enviar manuscrito Normas de publicación Consultar estado de artículo

Información para revisores

Recomendaciones para revisor
Factor Impacto 20180,485

Porcentaje de aceptación en 2018: 36%

En 2018 el 50% de artículos recibieron respuesta definitiva en <=10 días

Media de tiempo a respuesta definitiva en 2018: 32 días

Web Médica Acreditada. Ver más información

Revista de Neurología (24 números al año) fomenta y difunde el conocimiento generado en lengua española sobre neurociencia, tanto clínica como experimental.

Másteres online

Máster en Psicobiología y Neurociencia Cognitiva

Master in Neuroimmunology

Máster en Neurociencia Experimental y Clínica

Máster en Sueño: Fisiología y Medicina

Máster en Neurología Tropical y Enfermedades Infecciosas

Máster en Epilepsia

Máster en Trastornos del Espectro Autista

Máster en Trastornos del Movimiento

Máster en Neuropsicología de las Altas Capacidades Intelectuales

Universidades

iNeurocampus Formación online

Listado de Másteres impartidos por Viguera Editores S.L.U. a través del portal www.ineurocampus.com en colaboración con distintas universidades del país

Noticias del día

Terapia de privación de andrógenos y COVID-19 Fecha 03/06/2020 ● Lecturas 29
Ver todas las noticias

 

La microbiota intestinal influye en la reacción del cerebro ante los opiáceos Fecha 03/06/2020 ● Lecturas 45

Entrevistas

Entrevista con el profesor Luis de Lecea con ocasión de la reunión de la Asociación Española de Narcolepsia para pacientes y médicos (Día Europeo de la Narcolepsia. Madrid, 2019)

12/03/2019 ● Lecturas 14.197
Ver todas las entrevistas

Listado de noticias de interés relacionadas con las neurociencias

Junio 07 2020

XXV World Congress on Parkinson’s Disease and Related Disorders (IAPRD)

Praga, República Checa

Julio 10 2020

International Congress on Neuromuscular Diseases, ICNMD 2020

Valencia, España

Julio 11 2020

12th FENS Forum of Neuroscience

Glasgow, Reino Unido

Julio 19 2020

32nd ICP 2020 - International Congress of Psychology (ICP)

Praga, República Checa

Agosto 24 2020

Máster en Psicobiología y Neurociencia Cognitiva, 14ª Ed.
Inicio de Matrícula

Barcelona, España

Agosto 26 2020

10th World Congress of The World Institute of Pain (WIP)

Roma, Italia

Ver Agenda

Listado de eventos del sector y fechas de interés relacionadas con los Másteres de www.ineurocampus.com

Listado de palabras clave de la página web. Pulse en una categoría para acceder a la búsqueda de todo el contenido web (artículos, noticias, autores, entrevistas etc.) relacionado con dicha categoría

Sobre Revista de Neurología

Información Comité Científico Proceso de revisión Sociedades e indexación Contacto

¿Cómo publicar con nosotros?

Enviar manuscrito Normas para autores Información para revisores

Sobre Viguera Editores

Información

Sobre iNeurocampus

Información

Redes sociales

Facebook Twitter
Web Médica Acreditada. Ver más información

Neurologia.com es una comunidad de conocimiento alrededor de la neurología en habla hispana, compuesta por millones de profesionales, desde estudiantes a instituciones médicas o académicas. Esta comunidad se dota de diferentes herramientas de interrelación y difusión del conocimiento en neurociencia

Síndrome meníngeo en un paciente tratado con combinación de inhibidores de puntos de control inmunológico para melanoma metastásico

O.Y. Bello-Chavolla, J.E. Cortes-Arroyo, A. Vargas-Vázquez, F. Quiroz-Compean, G. Leal-Gutiérrez, M. Barragán-Dessavre, J.E. Martínez-Samano   Revista 67(07)Fecha de publicación 01/10/2018 ● CorrespondenciaLecturas 2112 ● Descargas 66 Castellano English

Vea nuestros másteres

Abierta la Preinscripción

Máster en Psicobiología y Neurociencia Cognitiva

14ª Edición

Abierta la Preinscripción

Máster en Neurología Tropical y Enfermedades Infecciosas

6ª Edición


[REV NEUROL 2018;67:279-280] PMID: 30232801 DOI: https://doi.org/10.33588/rn.6707.2018111




Los puntos de control inmunológico (PCI) incluyen el antígeno-4 asociado a linfocitos T citotóxicos (CTLA-4) y el receptor de muerte celular programada-1 (PD-1). Los PCI tienen un papel fundamental en la restricción de las respuestas inmunes mediadas por células T [1]. En la actualidad, los anticuerpos monoclonales ipilimumab (IgG1 anti-CTLA-4) y nivolumab (IgG4 anti-PD-1) están aprobados por la Food and Drug Administration estadounidense y las autoridades de salud mexicanas para el tratamiento de melanoma irresecable o metastásico o como terapia adyuvante en pacientes con afectación patológica de los nodos linfáticos que han tenido una resección quirúrgica completa [1,2].

El tratamiento con inhibidores de los PCI es­tá ligado a la presentación de efectos adversos inmunológicos por la sobrerregulación de la respuesta inmune antitumoral. La incidencia de efectos adversos inmunológicos con ipilimumab es de cerca de un 72%, y hasta el 24% son de alto grado [3]. Para el nivolumab, la tasa de efectos adversos es de cerca de un 24% [4]. A pesar de que el ipilimumab se combina con el nivolumab, son escasas las comunicaciones sobre el impacto de la terapia combinada en la tasa de efectos adversos inmunológicos. Presentamos el caso de un paciente con melanoma en estadio IV, tratado con ipilimumab/nivolumab, quien presentó una probable meningitis aséptica como efecto adverso inmunológico asociado a la combinación de inhibidores de los PCI.

Varón de 66 años, con diagnóstico de melanoma en estadio IV, quien acudió al servicio de urgencias con fiebre de 38,5 °C, escalofríos, debilidad generalizada, hiporexia y cefalea sin respuesta al tratamiento sintomático, y exacerbación de artralgias y mialgias previamente asociadas al tratamiento con ipilimumab, que recibió como monoterapia durante 15 meses y hasta un año antes de su padecimiento actual, en dosis de 10 mg/kg por vía intravenosa cada tres semanas durante las primeras cuatro dosis y posteriormente una dosis cada 12 semanas. Seis meses antes de su ingreso se inició terapia con ipilimumab/nivolumab a razón de 10 mg/kg cada tres semanas durante las primeras cuatro dosis y posteriormente una dosis cada 12 semanas, acompañado de nivolumab 3 mg/kg, por evidencia de progresión de la enfermedad en la tomografía por emisión de positrones-tomografía computarizada, con una última aplicación tres días antes de su ingreso.

En la evaluación clínica no se identificaron datos de relevancia, por lo que se inició tratamiento con solución salina, paracetamol y meropenem ante la sospecha de meningitis. Durante su segundo día en hospitalización presentó un segundo pico febril de 39,8 °C asociado a letargo, náusea, vómito, empeoramiento de la cefalea, marcadores inflamatorios elevados –proteína C reactiva (PCR), 41,94 mg/L; procalcitonina, 0,15; y velocidad de sedimentación globular (VSG), 24 mm/h– y niveles elevados de creatinina (1,38 mg/dL) sin leucocitosis (8,7 mg/dL). Se realizó una radiografía de tórax, sin alteraciones. A pesar de su necesidad, se difirió la realización de una punción lumbar por la sospecha de hipertensión intracraneal.

A pesar del tratamiento, el paciente persistió con la sintomatología, a la cual se agregó delirio hipoactivo persistente y marcadores inflamatorios elevados (PCR: 121,2 mg/L; VSG: 26 mm/h). No se logró identificar un foco infeccioso ni progresión de la enfermedad por tomografía axial computarizada de tórax, abdomen y cráneo contrastada. Se agregaron vancomicina y aciclovir al tratamiento, y se tomaron hemocultivos a los tres días del ingreso. A pesar del requerimiento por el deterioro neurológico, el paciente y sus familiares se negaron a la realización de una punción lumbar confirmatoria.

Tras descartar actividad tumoral y sin evidencia consistente de un foco infeccioso, se sospechó que la sintomatología podría ser atribuible a la terapia combinada con anticuerpos monoclonales y se administró tratamiento con tres pulsos de metilprednisolona intravenosa (1 g/día durante tres días). Dos días después, el paciente permaneció afebril, con disminución de los marcadores inflamatorios (PCR: 55,52 mg/L; VSG: 26 mm/h) y remisión de la cefalea y el delirio. Se mantuvo afebril y neurológicamente estable durante los cinco días siguientes de su estancia hospitalaria. Los hemocultivos en serie persistieron negativos tras siete días, y la serología para el virus de la gripe A y B, y el virus y el antígeno de Aspergillus persistieron negativos. El paciente fue dado de alta tras la mejoría clínica mediante prednisona oral 50 mg/día durante tres días, con escalado descendente progresivo del tratamiento. En el seguimiento, se suspendió de manera definitiva el tratamiento combinado con ipilimumab/nivolumab y se mantuvo al paciente con nivolumab 3 mg/kg hasta la fecha.

Durante el estudio del paciente, se mantuvo una alta sospecha de meningitis aséptica e hipertensión intracraneal; sin embargo, esto no pudo confirmarse por la falta de evaluación del líquido cefalorraquídeo. Utilizando el algoritmo de Naranjo previo al tratamiento, se obtuvo una puntuación de 8, lo que sugiere que el cuadro podría atribuirse a un probable efecto adverso inmunológico asociado al tratamiento con ipilimumab/nivolumab [4]; además, el paciente había referido previamente efectos adversos presentados como artralgias y mialgias. La presentación de efectos adversos previos hace consistente la sospecha de que la sintomatología sea atribuible al tratamiento, especialmente considerando que dichos efectos son comunes en la terapia con ipilimumab y nivolumab [3].

En el caso de las terapias anti-CTLA-4, los efectos adversos dermatológicos son los más comunes en el primer mes de tratamiento, seguidos de los endocrinos (hipofisitis), colitis, hepatitis, sarcoidosis, citopenia autoinmune y pancreatitis [5,6]. Para el nivolumab, es más frecuente la presentación de efectos adversos respiratorios, una neumonitis, efectos musculoesqueléticos y, con menor frecuencia, cardiovasculares, constitucionales y oculares [3]. Si bien no se conoce el mecanismo del daño específico del órgano, es probable que la expresión diferencial de CTLA-4 y PD-1 sea tisular. Los efectos adversos neurológicos durante el tratamiento combinado con ipilimumab y nivolumab son frecuentes y representan un reto diagnóstico. Una revisión sistemática de ensayos clínicos de pacientes con melanoma comunicó una incidencia de efectos adversos neurológicos del 3,8%, 6,1% y 12% con terapia anti-CTLA-4, anti-PD-1 y su combinación, respectivamente; de estos, menos de un 1% fueron de grado 3 y 4 [7]. Se ha comunicado ocurrencia de síndrome de Guillain-Barré, mielitis transversa, miopatías inflamatorias y meningitis aséptica para el ipilimumab [8], y disgeusia, hipersomnia, síndrome de piernas inquietas, temblor, letargo, alteraciones de la memoria, vértigo, neuropatía, disartria, edema cerebral y paresia, para el nivolumab. La constelación de síntomas aparentemente no relacionados en nuestro paciente sugiere la ocurrencia de un efecto adverso, manifestado como un síndrome neurológico de meningitis aséptica por medicamentos. No obstante, la aparición de ca­da síntoma como efecto adverso inmunológico individual, sin agregación sindrómica, también se ha comunicado en algunas series [3,8]. Hasta la fecha, no se cuenta con publicaciones de la incidencia de síntomas neurológicos en el tratamiento combinado en combinación con monoterapia; sin embargo, la combinación ipilimumab/nivolumab se ha asociado con una tasa aumentada de efectos adversos inmunológicos [9].

Desde un punto de vista fisiológico, CTLA-4 y PD-1 inducen autotolerancia al favorecer la depleción de células T autorreactivas. La inhibición combinada de CTLA-4 y PD-1 explica la similitud de efectos adversos con enfermedades autoinmunitarias y procesos inflamatorios, así como la heterogeneidad del cuadro clínico de nuestro paciente [1,2]. Actualmente, se desconocen los mecanismos que propician una presentación leve o grave de efectos adversos inmunológicos. Un estudio no encontró asociación entre HLA-A y el riesgo de efectos adversos, por lo que la relación entre la gravedad de los efectos adversos y su mecanismo biológico subyacente permanece como un área de oportunidad. En el caso de nuestro paciente, los efectos adversos inmunológicos asociados al tratamiento con ipilimumab en monoterapia podrían estar relacionados con la elevada dosis del tratamiento adyuvante. La dosis de ipilimumab durante el tratamiento combinado fue menor, aunque no hay evidencia contundente que demuestre un efecto dependiente de la dosis en la presentación de efectos adversos inmunológicos [6]. La interacción biológica de ipilimumab/nivolumab podría causar efectos adversos independientes que, agregados, asemejen un cuadro de meningitis aséptica. En pacientes en tratamiento combinado con inhibidores de los PCI, la presentación atípica de síndromes clínicos debe aumentar la sospecha de efectos adversos, especialmente cuando se acompaña de marcadores inflamatorios aumentados [2,3,5,8]. El tratamiento para los efectos adversos inmunológicos asociados a inhibidores de los PCI incluye el uso de corticoesteroides por vía oral o infliximab [1,2,9]. Nuestro paciente respondió adecuadamente al tratamiento con metilprednisolona intravenosa, el cual es un tratamiento estándar en nuestro centro. La respuesta positiva del paciente apoyó nuestra sospecha diagnóstica. En casos como el presente, donde la falta de confirmación clínica/bioquímica impide el diagnóstico certero del efecto adverso, una alta sospecha clínica justifica el inicio del tratamiento [9].

La meningitis aséptica es una presentación poco frecuente de los tratamientos con inhibidores de los PCI. En la ficha técnica del ipilimumab sólo se refiere un caso identificado en ensayos clínicos controlados, con el resto mencionado en escenarios clínicos aislados y casos publicados [10]. Usualmente se presenta como un cuadro de cefalea, alteraciones del estado mental y fiebre que no responde al tratamiento antibiótico [8]. La sintomatología es similar a la meningitis vírica y la evaluación del líquido cefalorraquídeo no es muy específica; se presenta generalmente como hiperproteinorraquia y pleocitosis de predominio linfocítico [8]. Los medicamentos con mayor asociación con la meningitis aséptica incluyen ibuprofeno, trimetoprim-sulfametoxazol, lamotrigina, fármacos antiepilépticos e inmunomoduladores. Se han comunicado casos de meningitis aséptica después del tratamiento con ipilimumab en el melanoma metastásico y el cáncer de células renales, entre otros [11-14]; sin embargo, no se han comunicado casos asociados con el nivolumab o la combinación ipilimumab/nivolumab.

Para el diagnóstico diferencial en efectos adversos inmunológicos es importante monitorizar la respuesta al tratamiento de los diagnósticos alternativos y revalorar ante la falta de respuesta. En nuestro paciente, la falta de respuesta al tratamiento y el antecedente de efectos adversos inmunológicos de bajo grado aumentó la sospecha de meningitis aséptica como efecto adverso del tratamiento con inhibidores de los PCI. Con el uso creciente de éstos, es importante reconocer y tratar adecuadamente los efectos adversos inmunológicos para prevenir la morbimortalidad y disminuir la prescripción inadecuada de fármacos basados en diagnósticos diferenciales [1,2,9].

 

Bibliografía
 


 1.  Villadolid J, Amin A. Immune checkpoint inhibitors in clinical practice: update on management of immune-related toxicities. Transl Lung Cancer Res 2015; 4: 560-75.

 2.  Pardoll DM. The blockade of immune checkpoints in cancer immunotherapy. Nat Rev Cancer 2012; 12: 252-64.

 3.  Voskens CJ, Goldinger SM, Loquai C, Robert C, Kaehler KC, Berking C, et al. The price of tumor control: an analysis of rare side effects of anti-CTLA-4 therapy in metastatic melanoma from the ipilimumab network. PLoS One 2013; 8: e53745.

 4.  Naranjo CA, Busto U, Sellers EM, Sandor P, Ruiz I, Roberts EA, et al. A method for estimating the probability of adverse drug reactions. Clin Pharmacol Ther 1981; 30: 239-45.

 5.  Weber JS, Postow M, Lao CD, Schadendorf D. Management of adverse events following treatment with anti-programmed death-1 agents. Oncologist 2016; 21: 1230-40.

 6.  Postow MA, Sidlow R, Hellmann MD. Immune-related adverse events associated with immune checkpoint blockade. N Engl J Med 2018; 378: 158-68.

 7.  Cuzzubbo S, Javeri F, Tissier M, Roumi A, Barlog C, Doridam J, et al. Neurological adverse events associated with immune checkpoint inhibitors: review of the literature. Eur J Cancer 2017; 73: 1-8.

 8.  Hottinger AF. Neurologic complications of immune checkpoint inhibitors. Curr Opin Neurol 2016; 29: 806-12.

 9.  Friedman CF, Proverbs-Singh TA, Postow MA. Treatment of the immune-related adverse effects of immune checkpoint inhibitors: a review. JAMA Oncol 2016; 2: 1346-53.

 10.  Bot I, Blank CU, Boogerd W, Brandsma D. Neurological immune-related adverse events of ipilimumab. Pract Neurol 2013; 13: 278-80.

 11.  Yang JC, Hughes M, Kammula U, Royal R, Sherry RM, Topalian SL, et al. Ipilimumab (anti-CTLA4 antibody) causes regression of metastatic renal cell cancer associated with enteritis and hypophysitis. J Immunother 2007; 30: 825-30.

 12.  Morís G, García-Moncó JC. The challenge of drug-induced aseptic meningitis revisited. JAMA Intern Med 2014; 174: 1511-2.

 13.  Oishi K, Nakao M, Maeda S, Matsushita T, Ikeda T, Yamada T, et al. A case of aseptic meningitis without neck rigidity occurring in a metastatic melanoma patient treated with ipilimumab. Eur J Dermatol 2017; 27: 193-4.

 14.  Stein MK, Summers BB, Wong CA, Box HL, Cleveland KO. Meningoencephalitis following ipilimumab administration in metastatic melanoma. Am J Med Sci 2015; 350: 512-3.

 

© 2018 Revista de Neurología

Le puede interesar
Artículo en Castellano
El examen mental abreviado (Mini-Mental State Examination) como prueba de tamizaje para el diagnóstico de demencia: estudio... D. Rosselli, A. Ardila, G. Pradilla-Ardila, L. Morillo, L. Bautista, O. Rey, ... Fecha de publicación 01/03/2000 ● Descargas 1438
Artículo en Castellano
Soporte ventilatorio en pacientes con esclerosis lateral amiotrófica F. González-Lorenzo, S. Díaz-Lobato Fecha de publicación 01/01/2000 ● Descargas 687